Norma europea 13160

La norma EN 13160 muestra cinco clases diferentes (métodos técnicos) de sistemas de detección de fugas que van a usarse en tanques y tuberías.

Las clases se enumeran en orden de protección para el nivel de seguridad o la protección medioambiental requeridos.

Mediante esta clasificación, cada país europeo puede elegir qué clase o clases deben usarse o pueden usarse o qué clase o clases deben excluirse de su uso.

La norma es obligatoria en Europa y válida desde el año 2003.


Situación en Europa
Casi todos los países europeos requieren desde hace muchos años tanques de doble pared y cada vez más sistemas de detección de fugas de clase I, ya que estos sistemas obtienen el mayor nivel de protección para el entorno.

Los sistemas de clase II son objeto de críticas desde hace años, ya que el líquido de detección de fugas se define como un líquido que contamina el agua por sí mismo.
Algunos países ya han prohibido instalar nuevos sistemas de clase II, como son por ejemplo Suiza, Austria, Alemania e Italia.