Detector de fugas de vacío VLXE

EL PRIMER DETECTOR DE FUGAS DE VACÍO TOTALMENTE ELECTRÓNICO PARA LAS TUBERÍAS QUE CONTROLAN LOS LÍQUIDOS EXPLOSIVOS

El VLXE resulta apropiado por su sencilla ejecución a prueba de explosiones, también para controlar los combustibles que contienen etanol, entre otros. El detector de fugas debe montarse siempre fuera de una zona con riesgo de explosión.  

Denominaciones de tipo con presiones de alarma en milibares:
• VLXE 330 M para tuberías sin presión (p. ej. conductos de llenado)
• VLXE 500 M para conductos de aspiración y llenado 

Tuberías controlables:
• Tuberías sin presión con un punto de ignición menor o igual a 60 °C (en el caso de Alemania menor o igual a 55 °C) como p. ej. conductos de llenado o aspiración
• Las tuberías deben ser lo debida y suficientemente resistentes a la baja presión.

=> Conjunto de módulos de montaje para la conexión del detector de fugas disponible en el almacén para todos los fabricantes de tuberías.

Líquidos controlables:
• Líquidos peligrosos para el agua
Estas mezclas de vapor y aire deben ser más pesadas que el aire y pueden clasificarse en las clases de temperatura T1 hasta T3, así como en los grupos de explosión II A o II B3.

Si los diferentes líquidos peligrosos para el agua se transportan en tuberías individuales, deberían comprobarse con varios detectores de fugas por motivos de seguridad. De este modo se pueden evitar las posibles contaminaciones o reacciones químicas no deseadas de forma fiable. 

Materiales almacenados:
p. ej. gasoil, combustible, combustibles que contienen etanol 

Versiones:
Latón o acero inoxidable (VA-V) 

Opciones de equipamiento:
• Visualización digital de la presión M
• Indicación del servicio Si
• Supervisión DODF (Diagnóstico Online de Detección de Fugas con Ethernet) 

Accesorios:
• Techo protector